Nuestros propios límites en el póker

Ya sea que estemos jugando al póker en un casino con las fichas justo en frente nuestro, o estemos jugando a un juego de póker en un casino online, es fácil dejarse llevar y perder el control mientras estamos apostando.

Si alguna vez hemos tenido que volver pidiendo un aventón en la ruta de Las Vegas a nuestro hogar porque hemos salido en bancarrota, o si alguna vez nos han amenazado con echarnos de nuestra casa por no poder pagar la cuenta de Internet a causa de nuestro habito de visitar el casino online, entonces debemos tomarnos el problema en serio.

Pero si nuestro problema es bastante menor que aquel y simplemente tendemos a entusiasmarnos demasiado cuando apostamos y obtenemos buenas ganancias, entonces hay algunos consejos que pueden hacer que no nos pasemos de la raya y terminemos perdiendo lo que ganamos.

El primero de ellos es el de establecer un límite para nuestras propias apuestas. Al igual que cuando le entregamos a un amigo nuestra tarjeta de crédito o de extracción bancaria antes de ingresar a un casino, de la misma forma deberíamos comportarnos con un casino online.

Debemos introducir nuestra tarjeta para depositar un monto específico y luego guardarla aparte. Si hemos sobrepasado nuestro límite y aún queremos seguir jugando, una excelente opción es hacerlo en los sitios en los que podemos jugar al póker gratuitamente. Por último, lo mejor es ir haciendo un seguimiento de los depósitos que hemos hecho en la cuenta del casino online. De otra forma podemos perder la noción de cuánto nos queda o cuánto hemos gastado.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *