Consejos básicos para el juego de dados

Aunque parezca aburrido, las apuestas de pase y no pase son las apuestas a las que debemos apuntar. Las apuestas de venida y no venida tampoco están tan mal. Pero no es del todo recomendable realizar las apuestas de proposición más grandes, debido a que podemos llegar a perder una buena cantidad de tiros de una sola vez.

Aún si terminamos ganando, los porcentaje de pago no justifican las probabilidades. Una razón por la que los nuevos apostadores se acercan a la mesa de dados es porque desde afuera se ve mucha acción en torno a ella, y porque pareciera ofrecer una gran cantidad de opciones. Al mirar a la mesa vemos un mundo de apuestas a realizar.

Pero la mayoría de ellas son tan sólo distracciones. Un buen consejo es apegarse a las apuestas básicas de los dados. Estas son las mejores.

Cuando realizamos apuestas de no pase, estamos apostando en contra del lanzador. Algunos se lo tomarán en forma personal, ya que estamos apostando en contra de su suerte, o estamos deseando que pierdan. Y lo cierto es que si hacemos una apuesta de no pase, deseamos fervientemente que el que tira los dados pierda.

Pero además, dado que la mayoría de los apostadores hace apuestas de pase, también estaremos apostando en contra del resto de los jugadores. Esto es perfectamente legal, y en ocasiones nos llevará a festejar cuando el resto de la mesa se lamenta. Si esto nos resulta divertido, entonces no hay problema con hacerlo, pero los jugadores que recién se inician harán bien en saber qué es lo que están haciendo cuando hacen este tipo de apuestas.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *